Cobertura Noticias

Out of Control Army: El ska sigue más vivo que nunca

Fotografía: Daniel Galindo
Escrito por Fernando Huacuz

Ya han pasado más de cinco años desde que el proyecto Out Of Control Records se conformó a partir de la firme convicción de representar y dar a conocer propuestas  circundantes en la escena del ska mexicano. El proyecto fue creado por bandas nacionales quienes unieron fuerzas para crear este sello discográfico con e fin de dar cabida al ska nacional e internacional. La hermandad entre bandas como la Tremenda Korte, Sr. Bikini, Los de Abajo, Los Victorios, entre otras, sumaron esfuerzos para adentrarse al mundo de la música que aún permanece más under, pero no por ello deja de ser propositiva e interesante.

Cabe destacar que de esta hermandad de bandas se derivó  el sello Out Of Control Records, cuya constancia les valió producir su primer disco de estudio bajo el nombre de “El ska no está en extinción”. Hoy por hoy es una empresa que apuesta por los nuevos rostros del ska nacional. La idea salió del ingenio de Deal Olan, ex-integrante de la Maskatesta y  vocalista de Out Of Control Army , quien ha reunido, en su catálogo de artistas, propuestas que nos recuerdan mucho a ese sonido revival del ska tradicional y ritmos propicios para el skankin.

Fue así como el pasado 2 de mayo, la Carpa Astros, abrió sus puertas para dar inicio a uno de los festivales de la escena ska (y sus ritmos hermanos), más importantes de la ciudad en este momento. El cartel estaba nutrido en cuanto a propuestas se refirió. Ska, rocksteady, un poco de punk y por supuesto el oi! definieron la esencia del evento.

Las actuaciones de DL Set Skamaradas, Boxer, La sexta, Big Beaters, y la Mafia Rusa, fueron el detonante perfecto para la fiesta que se esperaba. Dichas actuaciones pusieron a bailar a los asistentes en los primeros slam de la tarde. Alrededor de las 17:00 horas, el público se agolpó hacia el interior de la Carpa. Sobre el escenario las luces de color se encendieron para dar comienzo a la segunda parte del festival. De pronto, Skapital Sound sobre el escenario y su ska-rocksteady encendieron el ambiente por completo. Posteriormente, The Killer Tomato y la Royal Club a dar su toque particular a la tarde. Esta última, nos hizo recordar tiempos memorables de esa tercera ola.

Out Of Control Army, no dio muestra de la calidad de sus integrantes con un momento muy singular, la ejecución de solos por parte de sus músicos y qué decir del repertorio de canciones con las que nos pusieron a bailar. Sekta Core trajo de nuevo a nuestra memoria sus icónicas melodías a la manear ska-core que se debe.

Pero, sin duda, los que se llevaron uno de los aplausos de la noche fue, sin duda, la Banda Bassotti, quienes directamente desde Italia llegaron a tierra azteca para sorprendernos con una actuación que demostró que después de sus separación en 1996, regresaron con todo para continuar expandiendo su música y mensaje.

Los españoles Dinamo hicieron lo propio alrededor de las 10 de la noche. Y, aunque al inicio de su show la gente se encontraba afuera tomando aire, después de la actuación de los italianos, consiguieron que el público se acercara a conformar el show. Al ser la penúltima banda los ánimos reclamaban la aparición de los alemanes The Busters, el público se preparaba para bailar al ritmo de temas como “Summer Time”, “Mickey Mouse en Moscú”, “Ska is”, entre otras para poner punto final a otro años más de celebración del sello discográfico que continúa haciendo buen ruido.

 

Sobre el Autor

Fernando Huacuz