Entrevistas

Supersónicos, más cerca del Vive Latino

Originarios de ciudad Nezahualcóyotl, Supersónicos, es una banda de ska que desde 2002 inician su camino en la música y que, tras varios cambios de alineación, logran posicionarse en el gusto del público y prueba de ello es la reciente invitación al Festival Vive Latino 2015.

En esta ocasión es el vocalista, “Tilloman”, quien después de un ensayo nos concede un poco de su tiempo para platicar sobre la banda.
¿Cómo han sido los cambios de alineación en la agrupación?
Los cambios han sido complicados a lo largo de estos años, no hemos podido tener una alineación constante, con quien he durado más es con los primeros integrantes; alrededor de ocho años juntos.
Su primera presentación fue en la Preparatoria Popular Fresno, desde ese primer show, hasta la fecha ¿Qué ha cambiado en su música?
Ha cambiado mucho todo. Cuando empecé creía en las etiquetas de las bandas, en México todos hacemos fusión; hemos mantenido la fusión de ritmos, en el primer disco surf con ska, el segundo ska punk, el tercero más meloso o comercial; dejando un poco la protesta, llevando letras amor, desamor, resistencia , desacuerdos. Seguimos haciendo lo mismo, hablando de lo que seguimos viendo.
¿Qué pasa con la parte de la composición musical? ¿Cómo evitan estancarse en su propio trabajo?
En los ritmos es divertido y gustoso no encasillarse, fusionar es algo que a mí me encanta, me encanta que el público se prenda. Hay canciones que siguen un mismo ritmo, pero con los supersónicos esto cambia, puede ir un ska lento, algo más rápido, surf… Una de nuestras canciones nuevas, “Una canción del adiós” empieza muy melosa y de repente hay un cambio a surf y se prende.
Regresando a lo que mencionabas sobre los cambios de alineación ¿Cómo es que esto afecta o beneficia?
Honestamente afectan los cambios de alineación, no es lo mismo tener algo base, lo que sucede es que el cambiar y cambiar de integrantes te vas deteniendo, porque vienes trabajando de una manera, cada músico tiene su ritmo, en lo que sale uno y entra otro, ocurre un atraso. Los que entran tienen que aprenderse todas las rolas, porque todos los temas son propios, a excepción de los covers a “Jamaica Ska”, “Ciudad de Mierda” y el reciente que va venir en el disco, “cuidado” de Eskorbuto. Nos han afectado un poco los cambios, pero seguimos conservando la misma bandera. Al principio éramos cinco, ahora somos siete, se han integrado metales: trombón, saxofón y temporalmente hubo acordeón, no se descarta la posibilidad de meterlo o meter teclado; ya hay más arreglos.
¿Es complicado hablar de un tema de inconformidad social en las canciones?
Hablar inconformidad no es algo que se nos complique, porque es algo que crees injusto y lo dices, no se nos complica decirlas ni mucho menos expresarlas, lo decimos directamente, en ocasiones nos han censurado, pero tratamos de ser directos.
Años atrás había más participación de los músicos en temas de interés social ¿Creen que esto se siga dando?
Los músicos siempre se han preocupado por los temas sociales, los temas son más de resistencia, hay veces que al público le gustan más las canciones de amor que de resistencia. Algunas bandas no llevan la antigüedad que llevamos algunos en el medio, de repente entran unas con la bandera de que el ska es otra cosa, creo que cada quien se hace su propia escena, su propio mundo, quienes empezamos desde hace mucho tiempo sabemos que empezó más de resistencia que para cantarle a la novia que te había dejado.
Háblanos sobre su participación en el Vive Latino ¿Cómo surge da la invitación?
Estuvo medio extraño, nos mandaron un correo para participar en esta edición por parte de la disquera Intolerancia, no lo esperábamos, lo visualizábamos y creo que cualquier banda lo hace, esperaba que con el nuevo material se nos abrieran más puertas y posteriormente un Vive Latino.
¿Sigue siendo una meta llegar a un Vive Latino?
Yo creo que para todo músico sí es una meta tocar en un Vive Latino por el simple hecho de compartir un escenario con gente de todo género, además del lugar… Desde mi punto de vista Vive Latino representa mucho.
¿Qué tienen preparado para el festival?
Te podría decir que me da lo mismo tocar en el suelo que en un escenario, pero no es cierto, en un escenario te dan todo, a mí me gusta mucho el show, la energía, porque lo disfruto mucho, nunca me ha gustado levantarme y así como estoy e irme a un concierto, nosotros siempre lo preparamos bien, cuando alguien paga su entrada para un show se merece todo, se merece un show de calidad, entonces sí cuidamos todo eso para que el público lo disfrute. Vamos a dar un show especial, desde vestuario, canciones ligadas, etc. Pensamos llevar invitados.
¿Qué planes tienen para este año?
Viene el nuevo material y esperamos que nos abran otras puertas, hemos tenido la fortuna de compartir escenario con bandas internacionales, quisiéramos compartir escenario con más bandas. El nuevo disco viene divertido porque incluye algo relax y otras más rudas, otras nostálgicas, viene “Ska por todo el mundo”, que te mantiene bailando, no sé, creo que le va a gustar al público porque eso es lo que siempre he buscado. Se llama Ska Hasta Morir, está programado salir a finales de febrero ya que tocamos en el Vive Latino y lo presentaremos ahí. También estamos preparando una gira.
Para finalizar ¿Qué es lo que te ha dejado el ska y Supersónicos en el ámbito profesional y personal?
Como músico me ha dejado la satisfacción, compartir escenario con bandas que me gustan, quedarme con todo el público, verlos sonreír, bailar… me ha dado mi forma de ser y mi forma de vivir. Desde que la banda canta una canción, cuando vienes de nada y la gente canta algo que traes en el corazón o en la cabeza, es algo bien padre, desde que empezamos hasta ahora ha sido bajarnos y platicar con ellos, tal vez económicamente no se ha visto reflejado, pero creo que hay cosas que no tienen precio. 

BY: Miguel Hernández Ventura

Sobre el Autor

Redaccion